El "Chavito" Endrizzi superó un rércod de Ardiles

El catamarqueño, a sus 25 años, vive uno de sus mejores momentos en Instituto de Córdoba. Se ganó (otra vez) el puesto de '3'.
miércoles, 11 de septiembre de 2019 23:42
miércoles, 11 de septiembre de 2019 23:42

Ante Chacarita, en el partido por la cuarta fecha de la Primera Nacional, se vivió una situación de esas especiales en la cancha de Instituto.

Emiliano Endrizzi armó una linda jugada por el sector izquierdo, con su estilo: garra, corazón y yendo al frente. Y el estadio lo premió con una gran ovación.

“El Chavo”, muchas veces criticado, volvió a la titularidad en el partido ante Riestra y mostró un muy buen nivel que se repitió ante “Chaca”.

De esta manera, otra vez logró ganarse un lugar arrancando desde atrás en la consideración de un cuerpo técnico. Una historia ya conocida desde el 25 de agosto de 2013, cuando le tocó debutar en Primera ante Boca Unidos, en Corrientes. Pasaron seis años y Endrizzi sigue ahí.

Ya superó a Osvaldo Ardiles, que tiene 151 y se metió entre los 40 jugadores con más encuentros oficiales en el club, según los datos del periodista Gastón Trucco.

Endrizzi es un futbolista resistente, que rara vez se lesiona. Algo que le pasó ante Riestra, pero fue sola una falsa alarma. A los pocos días fue titular ante Chacarita.

“En el partido de Riestra me molestó el isquio, por eso salí. Estamos trabajando para que no vuelva a pasar. Sentí una contractura muy fuerte y no iba a arriesgar. Prefiero perderme 20 minutos y no tres o cuatro partidos”, le cuenta a Mundo D.

Así es Endrizzi, el que siempre está.

-El DT Zabala contó que valoró mucho que vos no quisieras salir ante Chacarita más allá de llegar “tocado”.

-Sí, sí. Con Chacarita no quería salir. Estábamos jugando bien, el equipo estaba haciendo bien las cosas, estábamos ganando 1 a 0. Capaz que necesitaban hacer otro cambio para darle aire a los volantes o delanteros. Le dije que me quedaba en cancha, que haga otro cambio para poder ganar el partido.

-¿Cómo te sentiste en los últimos dos partidos? Se te vio en buen nivel…

-Desde el último torneo me vengo sintiendo cómodo, con confianza. Ahora también me siento muy bien, bien de la cabeza, con ganas de seguir creciendo. Tengo 25 años y muchos partidos, eso te da tranquilidad para salir a jugar. En sí, el equipo viene haciendo bien las cosas. No me gusta hablar de mí. El equipo ha demostrado su ADN, que es tener la pelota, jugar. No se nos dieron las primeras dos fechas, pero ahora comenzamos a sumar y ojalá sigamos por este camino.

-¿Es tu mejor momento en Instituto?

-He tenido partidos buenos en otro momento también. Con el “Chulo” (Héctor Rivoira) anduve bien, con Iván (Delfino) creo que también. Son partidos que se tienen. Algunos buenos, otros malos. Hoy capaz que estoy mejor que antes porque los años pasan, he sumado varios partidos y la confianza que tengo. He crecido.

 

(Archivo / La Voz)

(Archivo / La Voz)

-¿Este lugar de “3” es tu puesto, tu lugar en la cancha?

-Mi lugar preferido, si me toca elegir, es en la mitad de cancha, como doble cinco o interior. Hoy me toca cumplir la función de lateral por izquierda, donde me ve bien César (Zabala) y sigo las órdenes que él me pide de la mejor manera, para serle útil al equipo. Es un puesto que he aprendido a cumplir.

-Te pregunto porque cuando armamos la ficha del plantel no sabemos si ponerte de defensor o volante…

-Sí, sí, eso me dicen varios… Igual cuando arman la lista de citados, me ponen una vez para los defensores, otra para los volantes (risas). Como siempre digo, donde me toque estar, tengo un compañero que respetar. Si me toca jugar, dar lo mejor por mis compañeros. Y si no me toca, apoyar al grupo desde donde esté, en el banco de suplentes o en la tribuna.

-¿Tuviste opciones para dejar el club antes de este torneo?

-Sí, sí, tuve chances de irme (NdR: lo buscó Villa Dálmine). Pero aposté por quedarme acá. Instituto es un club grande, una vidriera muy buena, me queda un año de contrato y quiero dar el máximo por este club. Me quedé más por el grupo que se armó, que es muy bueno. Con gente y jugadores muy buenos. Quería apoyar esta idea, este proyecto.

-Hace unos días en Twitter, cuando volviste a jugar, más del 60 por ciento del hincha votó que te “banca”, que te apoya. ¿Sentís ese respaldo?

-Lo siento. La verdad que en el último partido también lo sentí. Siempre te llegan las cosas malas, las críticas, los comentarios feos. Pero al hincha estoy agradecido. Cuando estuve en malas situaciones, siempre estuvieron, me apoyaron. El hincha es hincha y a veces no entiende que podamos tener un mal partido, una mala racha. Al hincha siempre hay que agradecerle por el apoyo que me da. Me gusta que me apoyen, igual que mis compañeros. Lo necesitamos.

(Archivo / La Voz)

(Archivo / La Voz)

-¿Llevás la cuenta de la cantidad de partidos que tenés en el club?

-No, la verdad que no… Hace poco me dijeron que había pasado al “Piton” Ardiles. No podía creer superar a un ídolo así. La cantidad de partidos que tengo no es fácil de lograr. Ningún jugador piensa tener tantos partidos en un club. He pasado tantas cosas en Instituto… No me han tenido en cuenta y he terminado jugando, o arrancaba jugando y después no jugaba más. Al tiempo volvía a ser considerado. Son muchos partidos los que tengo y es una emoción muy grande. Es un logro muy importante y quiero seguir creciendo, conseguir más cosas en el club.

-Eso habla de tu resistencia, define también como sos…

-Puede ser… Siempre digo que he jugado por mi sacrificio, por las ganas, por como entreno, por como vivo el día a día. Siempre agradezco a mi familia que está atrás mío, a mis compañeros y a los cuerpos técnicos que me han dado confianza. Sin ellos no hubiera sido posible.

-¿Para qué lo ves a Instituto en esta Primera Nacional 2019/20?

-Hay que ir partido tras partido. Todavía estamos encontrando lo que nos pide César, todavía falta mucho, van cuatro fecha. Cada partido para nosotros va a ser una final, va a ser vital sumar y lo mejor que podemos hacer es lograr una localía fuerte. Se nos viene un partido duro como Brown de Adrogué y debemos pensar solo en eso: ir partido a partido. Vamos a ser un equipo duro, donde nos toque jugar vamos a dar todo para sumar puntos y llegar a la recta final con chances.

Fuente: MundoD

50%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios