Independiente con medio plantel deportado y partido postergado

Parte del plantel del Rojo será deportado este mediodía desde Brasil porque pese a haber transitado el COVID-19 sigue dando detectable. Mientras, viaja el DT de la reserva, Fernando Berón, para dirigir al equipo mañana.
martes, 4 de mayo de 2021 09:23
martes, 4 de mayo de 2021 09:23

Algunos jugadores que tuvieron coronavirus dieron resultado detectable, no los dejaron entrar a Brasil y fueron retenidos, entre ellos el DT Monzón. El resto se fue a un hotel y se jugará el miércoles.

Con todo ello, Independiente se encuentra viviendo una situación inédita en Salvador, Brasil, con parte de su plantel retenido en el aeropuerto a la espera de ser deportado, tras estudios en los que se arrojó que seguía detectable la presencia de coronavirus pese a que ya transitaron la enfermedad y viajaron con el alta médica correspondiente para el partido contra Bahía, por Copa Sudamericana.

La situación, que provocó mucha angustia e incertidumbre en la delegación, terminó con el plantel dividido y con la postergación del partido, que pasó de esta noche a mañana, a las 19.15, pero sin cambio de sede como se especuló en un primer momento.

Todos aquellos que pasaron el test exigido por las autoridades brasileñas fueron a un hotel, tras estar más de seis horas en el aeropuerto. Pero los que habían tenido la enfermedad y seguía detectable en los test tuvieron que dormir en el piso del aeropuerto y serán deportados cerca de este mediodía.

Entre ellos está el DT Carlos Monzón, porque Julio César Falcioni no viajó tras reponerse del COVID-19 en los últimos días.

Por ese motivo se espera que en las próximas horas pueda viajar rumbo a Brasil Fernando Berón, entrenador de la reserva para dirigir al equipo. Además, la idea de la dirigencia es que en ese vuelo vayan jugadores para poder completar el banco de suplentes de cara a un partido clave para las aspiraciones en la Copa Sudamericana.

"Nos han maltratado sin razón"

En su cuenta de Twitter desde Independiente hicieron público su malestar por el destrato al plantel.

"Parte de la delegación fue al hotel a descansar y otros quedaron retenidos de manera arbitraria en el aeropuerto. Las autoridades sanitarias de Bahía nos han maltratado sin razón alguna, dejándonos varados por más de seis horas", detallaron.

Luego, agregaron: "Todos los que conforman el viaje han sido testeados el sábado y se han presentado los estudios para viajar y disputar el encuentro. Lo ocurrido, ajeno a Independiente, ha generado una demora insostenible, alterando la rutina y el descanso de nuestro equipo antes de un partido".

"Deseamos que este tipo de inconvenientes no vuelvan a ocurrir y que sirva de antecedente para futuras ocasiones que involucren tanto a nuestra institución como a cualquiera que participe de una competencia internacional", finalizaron.

La dirigencia del Rojo confiaba en que se iba a resolver en el corto plazo y aseguraban estar autorizados por Conmebol, pero cada país define según su situación los pasos a seguir y en Brasil no dejaban pasar a quienes seguían dando positivo de Covid-19.

Es por eso que durante horas la delegación no se pudo mover del aeropuerto a la espera de una solución y los jugadores explotaron: Silvio Romero, capitán del equipo, discutió fuerte con un policía. "Ni agua nos dieron", le dijo.

Finalmente, después de una larga jornada, Conmebol les comunicó a las instituciones que el encuentro que debían disputar este martes Bahía e Independiente, no se llevará adelante. Los jugadores que siguen dando positivo se quedaron a dormir en el aeropuerto sobre colchonetas, en tanto que el resto de la delegación que viajó a Brasil pasará la noche en un hotel.

Ahora, el partido se jugará desde las 19.15 del miércoles y en Brasil.

Independiente sufrió un brote de coronavirus en el último mes. De los que viajaron a Brasil, Sebastián Sosa, Thomas Ortega, Patricio Ostachuk, Nicolás Messiniti, Domingo Blanco, Gonzalo Asís y Thomas Ortega, entre otros, ya cursaron la enfermedad.

Comunicado de Independiente por su situación en Brasil

Después de que el plantel del Rojo permaneciera más de cinco horas varado en el aeropuerto de Bahía el club emitió un breve comunicado en su cuenta oficial de Twitter. "La delegación de Independiente continúa retenida en el Aeropuerto de Salvador. A pesar de haber presentado toda la documentación requerida, las autoridades sanitarias no dan respuesta y han generado una demora de más de cinco horas, sin proveer agua ni comida para los presentes", detalló el tuit con una imagen de parte de la delegación aguardando en el aeropuerto.

A todo esto, el entrenador Julio Falcioni quien afronta un delicado problema familiar y no acompañó a la delegación para visitar a Bahía por la Copa Sudamericana, mientras que Omar Píccoli tampoco viajó. Esto significa que Pedro Monzón quedó al mando del equipo de manera interina en una temporada en la que el Covid-19 hizo estragos, pero él también es uno de los que no puede entrar. Entonces, se espera que Fernando Berón viaje de urgencia a Salvador este martes  junto a algunos juveniles para completar el plantel.

 

Galería de fotos

Valorar noticia