Una maravilla natural poco conocida en Catamarca

Muchas veces hemos visto documentales sobre los increíbles bosques fríos de los Alpes suizos o de los países nórdicos.

Muchos también tuvieron la oportunidad de conocer personalmente los bosques de la Patagonia, pero ¿sabían que en Catamarca también tenemos bosques lluviosos y de ambiente frío?

Como ejemplos te puedo dar el bosque de pino del cerro (Podocarpus parlatorei) que encontramos al oeste-suroeste de Las Juntas o el famoso bosque de arrayanes (Myrcianthes mato) al oeste de Concepción de Capayán, pero en este caso me quiero centrar en el extenso y poco conocido bosque de aliso (Alnus acuminata) que encontramos en los departamentos Andalgalá, Ambato y Paclín.

Los tres bosques mencionados en el párrafo anterior forman parte de las Yungas y crecen en zonas superiores a los 1200 msnm, o sea que aguantan temperaturas bastante bajas y en invierno son frecuentes las nevadas sobre ellos.

El aliso, que pertenece a la familia de las betuláceas junto a los abedules, es un árbol caducifolio (pierde sus hojas en otoño) y forma grandes extensiones de bosque que parecen de cuento.

En su interior alberga toda una capa verde de musgos, helechos, hepáticas, y hasta encontramos una enorme variedad de hongos de todos colores. Ni hablar de la fauna presente, donde las aves se llevan el primer puesto.

Este bosque mantiene tan bien la humedad en el suelo que hasta en plena época seca lo encontramos húmedo. Un claro ejemplo de eso lo vemos cuando transitamos la cuesta de Las Chacritas y notamos que hay partes de la ruta con barro y otras partes secas. Fíjense que las partes barrosas de la ruta son las que se encuentran “encerradas” por el bosque y las partes secas están más alejadas de este bioma.

Además de la exuberante naturaleza, en el bosque se originan miles de vertientes, arroyos y ríos de agua cristalina que descienden hasta los valles y luego se pierden en la llanura.

Los invito a ver estas fotos que tomé en diferentes épocas (verano, otoño e invierno) y que en su mayoría pertenecen a la zona de Río Potrero y Yunka Suma, departamento Andalgalá.

Pregunta: ¿No sería lindo que tengamos una hermosa reserva natural allí?

Hasta donde se sabe, toda esta zona está en proyecto de formar parte del nuevo parque nacional Aconquija, pero es muy grande la puja entre los creadores del parque y los productores de papa. Espero que esta vez gane la protección de la gran naturaleza que tenemos.

Fuente: Facebook Cazadores de Tormentas de Catamarca

 

Galer�a de fotos
44
0

Valorar esta noticia

85% Satisfacción
8% Esperanza
2% Bronca
0% Tristeza
1% Incertidumbre
1% Indiferencia
Comentarios