Urbanc sobre el encuentro con el Papa: “Fue un encuentro sencillo y fraterno”

En el marco de la visita Ad Limina Apostolorum, un grupo de obispos fue recibido por el Santo Padre en Audiencia en el Palacio Apostólico.

En la mañana del jueves 16, luego de la Misa en la Basílica de San Pedro, los Obispos argentinos del tercer grupo, entre ellos Mons. Luis Urbanc, Obispo de Catamarca, en el marco de la visita Ad Limina Apostolorum, fueron recibidos por el Santo Padre en Audiencia en el Palacio Apostólico.

Mons. Urbanc comentó brevemente que “fue un encuentro sencillo, fraterno, al inicio lo saludamos cada uno y al terminar también; después sentados todos en derredor algunos fueron planteando distintas inquietudes y él iba respondiendo”.

En cuanto a la experiencia vivida hasta ahora en la visita, manifestó que “por un lado, es un momento fraterno con los obispos, mientras vamos a los lugares donde tenemos las reuniones, uno va charlando con uno, con otro; hay en general una buena recepción en los dicasterios, que visitábamos dos a la mañana y dos a la tarde. También, nos hace sentir la cercanía con el Santo Padre,  para fortalecer nuestra misión apostólica y nuestra vida de comunión con la Iglesia de Cristo”.

Finalmente, el Obispo catamarqueño dijo que el Papa Francisco “manda la bendición para todos”.

Por otra parte, en el saludo entregado al Santo Padre por Mons. Monseñor Marcelo Colombo, Arzobispo de Mendoza y Vicepresidente Segundo de la Conferencia Episcopal Argentina, se mencionan dos acontecimientos que vivirá la Iglesia en Argentina en 2020, uno es la evocación de los 500 años de la primera Eucaristía celebrada en territorio continental argentino, más precisamente en Puerto San Julián; y el otro nos toca de cerca a los catamarqueños, que es el Año Jubilar por los 400 años del hallazgo de la Imagen de la Virgen del Valle. Sobre el cual expresa: “Con fervor filial hemos iniciado el camino jubilar para celebrar los 400 años de hallazgo de la Imagen de la Virgen del Valle de Catamarca. Numerosas iniciativas pastorales enriquecerán la preparación para este singular aniversario de nuestra devoción mariana, cuyo punto culminante será la realización del 4° Congreso Mariano Nacional”.

Declaraciones del vocero oficial de los Obispos sobre el encuentro

Monseñor Jorge Lozano, Arzobispo de San Juan de Cuyo, en declaraciones junto a los medios de comunicación, manifestó:

“El encuentro se vivió en un clima de profundo intercambio, diálogo y fraternidad”.

“Dialogamos con el Santo Padre las distintas realidades pastorales de las diócesis y sus desafíos. En el intercambio el Santo Padre nos motivó a ser testigos de la fe, profundizando la sinodalidad en la vida de la Iglesia. Nos instó a observar los organismos que ya están previstos, como por ejemplo el Consejo de Asuntos Económicos de las Diócesis y el Consejo Pastoral donde confluye el diálogo, las vocaciones pastorales y el acompañamiento alimentado por la diversidad de voces”.

“Compartimos la preocupación por los pobres. El Papa Francisco nos alentó a fortalecer la escucha y dedicación tiempo a los más necesitados. Del mismo modo, les manifestó a los Obispos, referenciando a la Exhortación Apostólica “Christus vivit”, que acompañemos particularmente a los jóvenes de la Argentina; dedicando tiempo a ese acompañamiento”.

“En intercambio pastoral, los Obispos argentinos conversamos sobre la importancia de la ´praxis pastoral´ en la Argentina. En este sentido, el Santo Padre nos alentó a continuar fortaleciendo la tarea de la Iglesia en este importante aspecto”.

“Ante la pregunta sobre una alegría que tiene el propio Francisco y que sirva de fuente de inspiración; El Santo Padre nos compartió que encuentran el gozo en la santidad, de lo que Él llama la “clase media de la santidad”, es decir, en la cantidad de gente buena que hay, en aquel que hace el bien desinteresadamente con generosidad, que van construyendo el Reino de Dios a través de ese testimonio. De la misma manera, respecto al sentimiento de  dolor, Francisco expresó que el rencor guardado en el corazón de muchas personas y el chisme en la vida interna de la Iglesia que destruye, representan aquellos aspectos que le generan dolor”.

“Conversamos sobre la actual situación del país; subrayando la necesidad de unir corazones y la visión para superar y alentar como pastores desde la espiritualidad en pos de acercar el dialogo y aceptación mutua, sabiéndonos “hermanos en una misma Patria”, pacificando los corazones”.

“Ante el deseo compartido por el pueblo y por, nosotros, los obispos sobre el interrogante de honrarnos con su visita, el Papa Francisco nos transmitió que también ese es su deseo. Habida cuenta de la congestionada agenda papal, ha quedado “abierta la puerta” para un futuro cercano.

El Santo Padre nos invitó a contribuir en el movimiento de los corazones hacia la reconciliación y contemplación. Asimismo a ser hombres de oración y pastores”.

“El encuentro se desarrolló en un clima de fraternidad, compartiendo ricos mates. Hemos manifestado que, si bien por su puesto, nos une con el Santo Padre una profunda adhesión, comunión, cariño y cercanía; hoy en el encuentro renovamos nuestra adhesión y Ministerio Episcopal. De este modo, la visita nos confirma en la fe”.

 

Galer�a de fotos
1
2

Valorar esta noticia

27% Satisfacción
9% Esperanza
18% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
45% Indiferencia
Comentarios