Reclaman que se tomen medidas para prevenir riesgos sanitarios en las cárceles

El Programa de Extensión Universitaria en Contextos de Encierro Catamarca (PEUCEC) de la Facultad de Humanidades de la UNCA, emitió un comunicado haciéndose eco de la protesta realizada ayer por la mañana en el Penal de Miraflores. En el escrito, solicita que las autoridades toman cartas en el asunto.
jueves, 26 de marzo de 2020 18:44
jueves, 26 de marzo de 2020 18:44

“Solicitamos, ante la emergencia sanitaria y teniendo presente la protesta del día de ayer en uno de los penales de la provincia, que las autoridades competentes tomen las medidas necesarias para prevenir posibles escenarios de riesgo en la salud y vida de la población privada de la libertad y el personal penitenciario”.

El PEUCEC es miembro integrante de la Mesa Interuniversitaria Nacional de Educación en Contextos de Encierro, que también emitió un documento en el mismo sentido.

“En el actual contexto nacional de emergencia sanitaria, que involucra importantes y necesarias medidas de prevención frente a la pandemia, la situación impacta de forma particularmente grave en las cárceles dependientes de los servicios penitenciarios provinciales y federal. A una situación generalizada y, en los últimos años, cada vez más grave, de hacinamiento, superpoblación y deficiencias importantes en el acceso a derechos como la alimentación, la higiene y la salud, se suman hoy profundas dificultades para garantizar las condiciones necesarias para prevenir una enfermedad viral altamente contagiosa como el COVID-19”, dice el documento al inicio. 

Más adelante formula las siguientes recomendaciones: 

“ − Impulsar medidas judiciales y procedimientos ejecutivos para la reducción de la superpoblación y el hacinamiento, a través de mecanismos que permitan a las poblaciones de riesgo y a quienes ya acceden a salidas transitorias o regímenes de semilibertad, transitar la emergencia sanitaria fuera de las cárceles. Diseñar y aplicar a su vez otros tipos de medidas que atenúen la prisionización y reduzcan la superpoblación y el hacinamiento, limitando por ejemplo las prisiones preventivas y permitiendo libertades anticipadas en casos de delitos no violentos.

− Garantizar rápidamente las condiciones de prevención del COVID-19 en las unidades penales, en favor tanto de los/as/es detenidos/as/es como del personal penitenciario. En tal sentido, debe garantizarse la provisión de insumos sanitarios de prevención, de higiene y de limpieza, y controlar que efectivamente lleguen a quienes están destinados, y aplicar protocolos de ingreso y circulación interna. 

− Prestar especial atención al abordaje integral de la salud de las/os/es detenidos/as/es, siguiendo las recomendaciones de profesionales y especialistas del campo de la medicina y la salud mental, sobre las medidas a adoptar para situaciones de confinamiento masivo. Deben recibir especial atención aquellas personas que son calificadas como población de riesgo (mujeres embarazadas, pacientes inmuno deprimidos, mayores de 60 años y con patologías preexistentes), sobre todo teniendo en cuenta que son las propias condiciones de encierro las que mayormente provocan o intensifican enfermedades (tuberculosis, HIV, entre las principales) y afectan la salud mental de la población encarcelada. 

− Proveer de alimentos adecuados e insumos para el higiene personal y la limpieza de los espacios por parte de los servicios penitenciarios, y arbitrar los medios para que los familiares acerquen mercadería, atendiendo al cumplimiento de las medidas de aislamiento obligatorio (asignación de turnos; evitar largas filas, disponer de todos los instrumentos de salubridad para el contacto personal, etc.). En tal sentido, considerar los medios y permisos de circulación necesarios, a través de las instituciones correspondientes, para que los familiares puedan llegar a las unidades penales. 

− Propiciar los canales de comunicación (telefónicos y virtuales) de las y los detenidos/as con sus familiares y círculo afectivo, de manera de contribuir a mantener el contacto en esta situación excepcional de emergencia sanitaria y aislamiento social.”
Por último, el escrito apunta: “Como programas y proyectos integrados a las universidades públicas, queremos ofrecer a los estados provinciales y nacional nuestra colaboración para llevar adelante las medidas que sean necesarias para proteger y efectivizar el derecho a la salud y la vida de las personas privadas de la libertad y de la población en general”.

0%
Satisfacción
66%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios