Toraja: Donde los vivos conviven con los muertos

Los fallecidos conviven con sus familiares hasta que se consiguen los recursos necesarios para enterrarlos
jueves, 26 de marzo de 2020 10:23
jueves, 26 de marzo de 2020 10:23

En las montañas del sur de Sulawesi, Indonesia, el funeral es el ritual más importante de la vida de una persona. A pesar que la mayoría de los habitantes del Tana Toraja como se llama a esta región, son cristianos, siguen manteniendo algunas costumbres intactas de sus antepasados. Los Torayas como se denomina a este grupo étnico viven rodeados de búfalos pastando campos verdes y montañas hermosas.

Para estas personas cuando un ser querido fallece, en realidad no está muerto, está makula (persona enferma) hasta que no se celebra el funeral donde se propicia la matanza de varios búfalos, la persona todavía permanece en casa. De esta manera cada día, sus familiares dotan al cuerpo de bebidas, comidas y varios cuidados. Podemos encontrar historias en donde las personas fallecidas, conviven con sus familias vivas, meses hasta años esperando las condiciones para realizar el funeral.

El Aluk To Dolo o camino de los ancestros, forma en la que se denomina al funeral, tiene varias etapas y dura varios días. Primero se acondiciona el pueblo construyendo unas casetas para recibir a los visitantes que asistirán al funeral. Un 30% de los Torayas viven fuera de las montañas de Sulawesi, viajando de diferentes islas de Indonesia a la región de Tana Toraja.

Todo continua con la compra de varios cerdos y búfalos que van a ser sacrificados durante el funeral, existe la posibilidad de comprar búfalos blancos de ojos azules pero esto demanda una suma de dinero mucho más grande que demora aún más la realización del funeral. El paso siguiente es preparar la tumba. Los habitantes de esta región son enterrados en cuevas naturales en las montañas, cuevas talladas en roca o en ataúdes colgando de acantilados.

En el proceso del entierro existe una particularidad, los niños que mueren antes del proceso de dentición son enterrados en el interior de grandes árboles funerarios.

Luego se procede a tallar un “Tau Tau” que es una representación en manera que se asemeja físicamente al fallecido y se coloca en balcones fuera del sitio del entierro. El “Tau Tau” es un homenaje que solo las familias más pudientes de la región pueden llevar a cabo por su alto costo de confección.

.

De esta manera el paso siguiente es recibir a todos los invitados que descansaran en la casetas confeccionadas y rendirán homenaje al difunto expuesto en una gran torre de de bambu. Se produce el sacrificio con certeros golpes de machetes al corazón de los cerdos y búfalos, los animales son trozados para ser repartidos entre los asistentes, sus cuernos quedan inmortalizados en las paredes de las casas de los Torayas.

.  

Por último, cada tres años se celebra la ceremonia Ma’Neme donde los cuerpos son exhumados para realizarle cambios de ropa, limpiarlos y dar un paseo por el pueblo.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
33%
Bronca
66%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia