Tres disertantes abrieron el Espacio de Animación y Encuentro Virtual

Mons. Urbanc animó “a vivir este espacio virtual como una posibilidad que tienen ustedes de estar muy cerca de Catamarca, y nosotros, desde Catamarca, estar muy cerca de cada rinconcito del país”.
sábado, 1 de agosto de 2020 19:13
sábado, 1 de agosto de 2020 19:13

Durante la mañana de este sábado 1 de agosto, con profundas y cálidas palabras pronunciadas por pensadores católicos, desde otras provincias e inclusive desde el Vaticano, se presentaron tres Conferencias Generales en el marco del Espacio de Animación y Encuentro Virtual propuesto por la Diócesis de Catamarca, como parte de las celebraciones del Año Mariano Nacional por los 400 años de la presencia de la Virgen del Valle en nuestras tierras.

Este Espacio tiene previstas, entre otras áreas, una de reflexión y de formación. En esta área se encuentran las tres Conferencias ofrecidas hoy, como también las aulas virtuales organizadas por las distintas Pastorales de la Iglesia, con disertantes que presentarán el tema -en cada sesiones prevista-, las que contarán con la participación de quienes se inscribieron.

Antes de las Conferencias, poco después de las 8.30, el Pbro. Marcelo Amaya saludó a cuantos estaban conectados a través de la aplicación Zoom, de la página oficial www.4cmn2020.com y de las redes sociales, y luego invitó al Obispo Diocesano de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, a dirigirse a los “presentes”. El Pastor Diocesano hizo una breve reflexión sobre la convocatoria e invitó a todos a orar. Pidió a Nuestra Madre del Valle que “nos ayude a superar esta pandemia” teniendo presente especialmente los lugares más afectados del país y el mundo.

Compartió que “aún estamos sintiendo que se haya suspendido el IV Congreso Mariano Nacional de modo presencial, pero Dios en su providencia nos está ayudando a aprender a manejarnos por estos medios digitales”, experiencia que consideró como “un hermoso aprendizaje”. Por eso, “en estos dos meses queremos ofrecer este espacio de animación y de encuentro con distintos temas y ponentes, que nos ayudarán a seguir concentrados en nuestra fe, en nuestra esperanza y, sobre todo, encendiendo día a día el amor de Dios y el amor al prójimo”.

Señaló que esta iniciativa virtual se dio a partir del “diálogo estrecho con los Obispos del NOA, a fin de que podamos ir preparándonos como país a celebrar dentro de 10 años los 400 años de la presencia de la Virgen María en Luján, siendo ella la Patrona de nuestro país. Por tanto, es importante que sigamos cultivando en nuestros corazones en nuestras, en nuestras comunidades este amor a Dios y a la Santísima Virgen María, para que juntos podamos ver nacer una nueva Patria, una Patria de hermanos, a fin de que podamos vivir en paz, en armonía, sin excluidos. Por eso los animo a vivir este espacio virtual como una posibilidad que tienen ustedes de estar muy cerca de Catamarca, y nosotros, desde Catamarca, estar muy cerca de cada rinconcito del país”.

Seguidamente, el Coordinador General del Espacio de Encuentro y Animación, Pbro. Julio Murúa, mencionó las actividades centrales previstas para este Espacio y, para dar paso a la primera Conferencia, el padre Amaya presentó al disertante, el Obispo de San Francisco, Córdoba, Mons. Sergio Buenanueva.

La red es un espacio que se puede habitar y por el que también circula el Evangelio

“Agradezco de corazón la invitación a intervenir en este «Espacio de Animación y Encuentro Virtual», en el marco del Año Mariano Nacional. En este tiempo tan particular que estamos viviendo hemos aprendido que ‘virtual’ no quiere decir ‘carente de realidad’. La red es un espacio que se puede habitar y por el que también circula el Evangelio. Es también un lugar en el que podemos encontrarnos y animarnos recíprocamente a vivir nuestra fe”, comenzó diciendo el prelado.

El tema de esta primera Conferencia es “El Año Mariano Nacional en tiempo de pandemia, María camina en la esperanza con su pueblo”. Enmarcado en este tema, Mons. Buenanueva expresó: “Imaginamos este Año Mariano y, sobre todo, el IVº Congreso Mariano como un momento fuerte de peregrinación hacia el Santuario de la Morenita en Catamarca. La Providencia nos tenía deparado otro derrotero: la emergencia sanitaria y este largo período de aislamiento-distanciamiento social nos ha impedido peregrinar. Sin embargo, el Año Mariano no se ha interrumpido: los peregrinos frustrados hemos sido sorprendidos porque María sí ha podido recorrer los caminos de nuestras vidas, de nuestras diócesis y comunidades, hasta llegar a nuestro corazón. Ella se ha hecho -una vez más- Peregrina de su pueblo”.

Adentrándose más en el tema, propuso tres puntos a considerar. 1) Una referencia a la Palabra de Dios, para extraer indicaciones fundamentales sobre la figura de María. 2)Leer el presente, marcado por la pandemia a la luz de la fe. 3)Con los ojos fijos en María, reflexionar sobre la esperanza cristiana.

Hacia el final, después de reflexionar sobre esos tres puntos, el Obispo de San Francisco instó a quienes lo escuchaban: “Fíjense lo que estamos viviendo. Es una gracia estupenda. A través de la red y otros medios de comunicación, hombres y mujeres de distintos rincones del país, desde diversas comunidades eclesiales; laicos, pastores y consagrados, nos hemos convertido en peregrinos de la Morenita del Valle. Las gracias de consuelo y esperanza, alegría y misión de las que hemos hablado están golpeando nuestra puerta. ¿No sienten esa llamada? Los invito a abrir de par en par, sin miedo ni prejuicios, las puertas de nuestros corazones a la Peregrina que nos trae la Esperanza, a María que nos trae a Cristo. Lo trae para nosotros, para nuestra

Argentina, tan sedienta de justicia, de salud, de paz y de reconciliación”.

No desencarnar a María para conocer verdaderamente su rostro

La disertante de la segunda Conferencia General, Prof. Cecilia Sturla, directora del Instituto de la Familia y la Vida “Juan Pablo II” de la Universidad Católica de Salta, también fue presentada por el Pbro. Marcelo Amaya.

La académica comenzó señalando que, como Mons. Buenanueva, agradecía la invitación a disertar en este Espacio y expresó que “es un gusto hablar de Nuestra Señora, proclamar las glorias de Nuestra Señora”. Aludiendo a la impensada forma en que estamos transitando este Año Mariano Nacional consideró que “la Providencia nos puso en este camino y nos está diciendo algo en esta pandemia”.

El tema sobre el que disertó Sturla es “María, mujer y madre, nos presenta el rostro femenino de la Iglesia en Argentina”. Inicialmente habló de María como mujer. “María no es una idea, es una mujer que vivió en una época determinada, que le puso el cuerpo a la Providencia divina, que es Madre de Dios, que es Madre de Jesús, que es Madre nuestra, que es Madre de la Iglesia. Es mujer y le da un rostro femenino a la Iglesia”.

A partir de esta primera formulación fue contemplando cada uno de esos roles de María, ilustrando con íconos de la Virgen para hablar de la ternura, del coraje ante las dificultades, y tantos otros atributos propios de la Madre.“Cuando dice su Sí a Dios, ella no sabe lo que le espera en el camino. No sabe que va a tener un Hijo, y que ese Hijo va a morir en una cruz. Esa mirada de María hace que la admiremos tanto”.

Enfatizó que "María le da el rostro femenino a la Iglesia y se lo tiene que dar más aún". Con un lenguaje simple, tono ameno y atento a las problemáticas actuales explicó que Ella es parte indisoluble del misterio de la Encarnación, quien le dio su rostro a Jesús y humaniza la iglesia. También destacó que María es una mujer fuerte, capaz de romper con los prejuicios de su cultura por amor a Dios, convirtiéndose en madre soltera por su sí a Dios. Se muestra con coraje como al pie de la Cruz, es decir que "va viviendo día a día con fidelidad en la providencia de Dios".

Más adelante, al referirse a la encarnación de Dios, afirmó que “Dios no es un Dios que está allá lejos, sino que es capaz de hacerse hombre y esta humanización de Dios, de Jesús, es gracias a María. Por esta relación, María está indisolublemente ligada a su Hijo, a Jesús”.

En el transcurso de la charla, la académica tuvo algunas dificultades técnicas que permitieron mostrar su espontaneidad, al ir buscando otras ubicaciones con su computadora para continuar su disertación y retomar el hilo de su exposición.

“María enseña con sus actitudes de mujer, que son loables aunque no hable mucho en el Evangelio. Es modelo de esperanza para hombres y mujeres por igual, por eso está en el Cenáculo y en el nacimiento de la Iglesia. Es tanta la seguridad de su sí a Dios que la Iglesia se reúne en torno a ella", afirmó.

Más adelante se refirió a la mirada de Jesús sobre las mujeres, para remarcar la importancia de la presencia de las mujeres en la Iglesia. Hacia el final insistió en la necesidad de salir de una idealización de María que la desencarna. “Cuando uno la encarna y la ve en el Evangelio con esas actitudes tan humanas, uno se acerca más a María. Así que ojalá que nuestro Año Mariano sea la oportunidad de mostrar ese rostro de María”, concluyó.

“Si querés saber quién es María, preguntá al teólogo, si querés saber cómo amar a María, preguntá al pueblo de Dios

La tercera y última conferencia de la mañana estuvo a cargo del secretario del Dicasterio de la Santa Sede para los Laicos, la Familia y la Vida, el Dr. Pbro. Alexandre Awi Mello. “La Mariología del Papa Francisco y la Piedad Popular” es el tema sobre el cual versó su disertación.

El sacerdote brasileño, quien habló desde el Vaticano donde ejerce sus funciones, aludió inicialmente a los deseos que tiene de conocer a la Virgen del Valle y Catamarca, lo que no pudo concretar por la pandemia del coronavirus. “Bueno, Dios tiene sus planes y estamos felices de compartirlo de esta forma”, expresó entonces.

“El tema que me pidieron está en mi corazón, porque todos conocemos muy bien el amor que el Papa tiene por la Virgen y yo, personalmente, también lo tengo. Creo que el pueblo argentino también lo tiene en su sangre, digamos, y por eso es un tema hermoso para compartir con ustedes”, manifestó al comenzar su exposición.

Entonces pasó a exponer, acompañado por diapositivas de powerpoint, los cinco puntos en los que organizó la conferencia. 1) Una Mariología aplicada, 2) Un método para estudiar la Mariología de Francisco, 3) María-Iglesia: Madre del pueblo misionero, 4) Algunas consecuencias teológico-pastorales, 5) Vigencia y urgencia de la espiritualidad popular mariana, considerando a este último punto central, según el pensamiento del Papa.

“Creo que todos nosotros nos dimos cuenta que, desde sus primeros actos como Obispo de Roma, pero ustedes ya antes allí en Argentina, como Arzobispo en Buenos Aires, el gran amor que el Papa tiene, muy sincero y filial, con la Virgen”, indicó Awi Mello. Así, fue mostrando imágenes del Santo Padre frente a íconos de la Virgen en distintas advocaciones, destacando un beso de Francisco a la imagen de la Virgen de Aparecida, en Brasil, santuario donde el disertante conoció al Pontífice, en la comisión de Redacción del documento de Aparecida. “Ahí soy testigo de su interés especial por el tema de la piedad popular”, recordó.

Más adelante, dentro del primer punto de su exposición, se refirió al valor de la “teología sapiencial del Papa Francisco, que une con gran espontaneidad, teología y espiritualidad”, y citando el documento de Aparecida señaló: “Espiritualidad popular como camino original por el cual Dios conduce a su pueblo, verdadero y propio ‘lugar teológico’”. Más adelante, citando al Papa, dijo: “Si querés saber quién es María, preguntá al teólogo y él te lo dirá exactamente, pero si querés saber cómo amar a María, preguntá al pueblo de Dios y él te lo enseñará mejor”.

Más adelante, el sacerdote brasileño señaló que el Santo Padre dice de la Pastoral Popular que cuando está bien orientada, especialmente a través de una pedagogía de evangelización, contiene muchos valores. “Cuando los fieles alimentan su amor personal por María, adoptan gradualmente sus actitudes y se asemejan cada vez más a Jesús”, manifestó, citando al documento de Aparecida.

A lo largo de su conferencia, el Padre Alexandre narró muchas anécdotas y explicaciones que recibió del Papa argentino para afirmar que la Virgen “pone en orden nuestra vida afectiva, sacramental,

porque María es esa Madre que pasa sus manos por nuestra cabeza, nos acoge y nos educa”. Y cerró citando sus dos libros sobre los cuales basó su mensaje: “Ella es mi mamá: Encuentro del Papa Francisco con María”, Patris Argentina, 2014 y “María – Iglesia: Madre del pueblo Misionero”, Ágape, 2019.

Las conferencias quedaron publicadas en la web oficial www.4cmn2020.com y las redes sociales con el usuario 4cmn2020.

http://tiny.cc/FacebookAMN

http://tiny.cc/youtubeAMN

http://tiny.cc/FacebookObispado

http://tiny.cc/FacebookCatedral

http://tiny.cc/YoutubeCatedral

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios