La Iglesia reaccionó contra el protocolo para el aborto no punible

Alberto Fernández ordenó no responder y priorizar la “agenda positiva” con el Papa.
viernes, 13 de diciembre de 2019 16:28
viernes, 13 de diciembre de 2019 16:28

A menos de 24 horas de que el Gobierno publicase el protocolo para el aborto no punible, la Iglesia salió con dureza a cuestionar esa decisión, pero el presidente Alberto Fernández ordenó a todos sus funcionarios evitar responder a la cúpula eclesiástica, priorizar la “agenda positiva” de trabajo social con los curas villeros y rescatar la figura del papa Francisco.

De esta manera, el Gobierno eludirá una confrontación con la Iglesia por el tema del aborto, a pesar de las duras críticas que hizo hoy el presidente de la comisión de Pastoral de la Salud del Episcopado, el obispo Alberto Bochatey, quien consideró que con el protocolo de aborto no punible “se instala el aborto libre en la Argentina”.

Bochatey consideró que la decisión del ministro de Salud, Ginés González García, “no sorprende porque (el funcionario) es abortista” y remarcó que “el protocolo es peor que la ley que quisieron promulgar en 2018”.

Ante este panorama, Fernández decidió poner un freno a la polémica desatada. Según confiaron a Infobae allegados al jefe del Estado, se pidió tanto a Ginés González García como al resto del gabinete nacional no contestar a la Iglesia en este tema.

Desde la Casa Rosada señalaron que el ministro de Salud había previsto un artículo del protocolo referido a la objeción de conciencia que apuntaba a amortiguar las críticas de algunos sectores conservadores y de la Iglesia. Así fue como González García definió: “Somos respetuosos, pero no puede ser una coartada para que no se cumpla la ley. La ley respeta la objeción pero no puede quedarse sin respuesta institucional”, dijo. No habrá más debate al respecto.

Allegados al ministro de Salud afirmaron a Infobae que “no hay intención del Gobierno de responder a la Iglesia y generar un debate sobre un tema que es estrictamente de protección de la salud para entrar en un debate religioso”.

También desde la Jefatura de Gabinete aclararon: “La Iglesia sabe que tenemos posiciones diferentes en algunos temas, pero que eso no implica tener malas relaciones”.

En rigor, el Presidente ya dijo a sus allegados, y lo planteará desde el lunes, día en que asumirá el nuevo secretario de Culto, Guillermo Oliveri, que “en adelante se buscará compensar el malestar de la Iglesia con una agenda positiva, enfocada en los temas sociales y en la ayuda para combatir la pobreza”. En una Argentina que tiene un 40% de niveles de pobreza, en la Casa Rosada creen que sería “un grave error” confrontar con la Iglesia, que será un aliado central en la ayuda a los sectores vulnerables.

 

En este sentido, el Gobierno buscará reforzar el diálogo con el presidente de la Comisión Episcopal, monseñor Oscar Ojeda, y de la Pastoral Social para apuntalar el trabajo conjunto que se espera realizar en la ayuda a los sectores desprotegidos de la Argentina.

En la Casa Rosada apuestan a reforzar el nexo que hay con el presidente de la Comisión de Pastoral Social, monseñor Jorge Lugones, que tiene muy buen vínculo con Oliveri, con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y con el líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico. Estos funcionarios de Fernández buscarán así apuntalar la “agenda positiva” en lo que hace al trabajo con los curas villeros en los barrios humildes y en el armado del Consejo contra el Hambre.

 

Por otra parte, el Presidente no quiere repetir una relación distante con el papa Francisco como la que tuvo Mauricio Macri. Por el contrario, apuesta a establecer puentes de diálogo con el Vaticano, más allá de las diferencias puntuales que puedan existir por el tema del aborto.

De hecho, la pareja del Presidente, Fabiola Yáñez, se reunió hoy con el Papa en el contexto de un encuentro mundial de la inauguración de la sede de la organización pontificia Scholas Ocurrentes y le llevó el cáliz que se utilizó el domingo pasado en la misa de Luján, donde Fernández y Macri compartieron el saludo de la paz. La mujer del Presidente le llevó el mensaje del Gobierno de acercar posiciones con la Iglesia y manifestó que Alberto Fernández espera un diálogo permanente con la Iglesia.

7
2
77%
Satisfacción
0%
Esperanza
22%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios