carta de lectores

Le piden a El Ancasti que aclare omisión

Atento a el editorial del diario “El Ancasti” con fecha de 7 de febrero de 2019, con el título “ante la crisis, ineptitud”,  me vi sorprendido con el ataque a mi persona de manera inusual, por ello quiero aclarar, sin ánimos de polemizar y por única vez.
lunes, 11 de febrero de 2019 10:44
lunes, 11 de febrero de 2019 10:44

Soy Ingeniero Agrónomo, recibido en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Catamarca, hace mas de 25 años que me dedico a la olivicultura, me inicie como asesor en varias fincas, forme una empresa junto a varios colegas, un vivero de plantas de olivo, para dar respuesta a la gran demanda de plantas en los inicios del diferimiento impositivo, comenzamos en el fondo de mi casa, luego fue creciendo hasta ser el más grande del país, producíamos un millón de plantas, comercializábamos en Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza y exportamos a Uruguay. En la actualidad soy productor y coordinador olivícola del Ministerio de Producción de la Provincia. Siempre trabaje en la actividad privada, hasta el año 2013, que el Ministro de educación deentonces, José Ariza, me convoco, a participar en su gabinete como Subsecretario de Ciencia y Tecnología, hasta diciembre de 2015, fue un desafío que cumplí con responsabilidad, dedicación y compromiso, cargo del cual no fui “eyectado”, me retiré cuando termino la gestión del ex Ministro Ariza, retornando a mi actividad como productor.

A mediados del año 2016, durante la gestión del ex Ministro de Producción, Ing. Raúl Chico, en reunión con empresarios del sector (ASOLCAT), le pidieron que me nombraran Coordinador Olivícola, nuevo desafío que acepte gustosamente, para poder aportar mi experiencia y ser el nexo entre los empresarios y el gobierno, para que exista una comunicación fluida entre ambos. Además también trabajamos fuertemente con los pequeños productores, realizando capacitaciones, para mejorar la producción y calidad de la misma, de a poco lo estamos logrando, también en la faz económica, presentando las distintas alternativas de venta, para que ellos elijan la opción más conveniente para su bolsillo. Se está trabajando para aumentar la superficie implantada, en manos de pequeños productores. No fui “RECICLADO”.

No soy un improvisado en el tema, con una basta experiencia a través de los años en la actividad, me encuentro sorprendido, en la forma que fui tratado en el editorial del diario “El Ancasti”, tildándome de inepto, con desconocimiento, eyectado de un cargo y reciclado en otro, lo único que faltaba para completar, es que dijeran que soy vago y ladrón. No se si a alguien le molesta, porque soy un catamarqueño, que vengo desde muy abajo y que con mucho sacrificio y trabajo, pude soportar las distintas crisis que atravesó la actividad. En el año 2010 “Vivero Nueva Coneta” tuvo que cerrarsus puertas y dejando sin trabajo a más de 60 empleados con su correspondiente indemnización. En el año 2011, por la impotencia y depresión tuve que regalar la aceituna porque no podía cosecharla, ese mismo año, por la difícil situación que vivimos con mi familia, decidimos darle valor agregado a la fruta, creando la marca “Doña Icha” de aceite de oliva y aceitunas de mesa, juntos salimos a vender en todas las ferias, en Catamarca y alrededores, de esta manera, mis hijos pudieron estudiar en la universidad y me permití realizarle mejoras al campo. Creo que conozco todas las etapas del cultivo, desde la parte técnica y económica, siempre actualizándome y averiguando lo que no sé.

En cuanto a la situación que atraviesan las empresas olivícolas electro intensivas hay que decir las cosas como son y no tener doble discurso, la política energética de Nación, fue de incrementar en forma notable el costo de la tarifa de energía, sin subsidio. El costo anual para regar una hectárea es de S$U 900, esto hace que la actividad sea inviable. El presidente de la FOA, Julián Clussellas, sostiene que se debe subsidiar a la tarifa, S$U 500/ha. y pide que sea la provincia la encargada de dicho subsidio y no la Nación, esto es imposible de llevar a la práctica, sin un aporte especifico de Nación, porque hablamos de $180.000.000 aproximadamente. Quiero aclarar que no estoy en contra del subsidio porque es de la única manera que la producción olivícola no se interrumpa.

Desde el Ministerio hicimos innumerables reuniones con Ministerio de Servicios Públicos, con la EC SAPEM y ASOLCAT, para tratar de buscar una salida a esta situación, realizamos gestiones a nivel nacional y la respuestas fueron negativas.

En la actualidad, no hay subsidios en la Provincia de San Juan, y en La Rioja, el gobierno provincial hizo un aporte hasta el mes de diciembre de 2018, la boleta que se ve reflejada en el editorial, corresponde al periodo de diciembre y en la nueva correspondiente al mes de enero con vencimiento en febrero, no se verá dicho aporte. Adjunto boletas de un usuario de la vecina provincia, correspondientes al periodo de enero de 2019, en donde se ve reflejado, que el subsidio es 0, le pido señor periodista, que tenga la grandeza de publicar, la factura del mes de enero del mismo usuario que usted puso la nota.

En el Valle Central, los productores de aceitunas para elaboración de aceite, están muy complicados por los rindes, en su gran mayoría las superficies aceitera es de variedad arbequina que rinde entre un 10 y 12% en aceite en los mejores casos, es decir que estamos hablando de una tonelada de aceite por hectárea, por lo tanto, los números, no son favorables para la actividad, haciéndola inviable. En el Oeste la situación es distinta, porque tienen mayor rendimiento, debido las condiciones agroclimáticas.

El Ministerio en forma conjunta con los empresarios, están diseñando un plan de reconversión varietal, con el objetivo de reconvertir 500 has. anuales, en un periodo de 5 años, con un financiamiento blando y un periodo de gracia para empezar a pagar. En el caso de variedades aceiteras, orientada a Coratina, que está probada y adaptada a la zona y rinde entre un 15 y 17% en aceite y en conserva (aceitunas de mesa) Hojiblanca y Manzanilla.

Estoy dispuesto a seguir trabajando en bien de la actividad, con las grandes empresas, aportando lo que esté a mi alcance y por el engrandecimiento de los pequeños productores. Creo no merecer el destrato del editorial del prestigioso diario en el que me catalogan de inepto, desinformado, eyectado y reciclado.

Para terminar señor periodista, vengo desde muy abajo, trabajando incansablemente en la producción de aceite de oliva y aceituna de mesa, con un lomo que soportó todas las crisis del olivo, como no voy a soportar sus críticas, sin que me afecten y me impidan seguir aportando en lo que este a mi alcance para el crecimiento de la producción olivícola de mi provincia.

Muchas gracias.

Ing. Agr. Oscar de la Barrera

DNI 13.494.819

MPP N 131

26
11
84%
Satisfacción
0%
Esperanza
1%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
13%
Indiferencia

Comentarios