El desgaste de Macri afectó la performance de Mc Alliser

La apertura del año electoral vino con malas noticias para el presidente Mauricio Macri. Carlos Mac Allister, ex secretario de Deportes y hombre cercano al mandatario, fue derrotado en la interna por el radical Daniel Kroneberger, que arrasó con el 65 por ciento de los votos.

El desgaste de Macri afectó la performance de Mc Alliser

NO AYUDA."Los que estamos más cerca del Presidente podemos tener una situación un poco más complicada", dijo Mc Allister.

El inicio de la catarata de elecciones 2019 derivó en un traspié para el candidato de Mauricio Macri, en medio de su esfuerzo para esquivar internas incómodas y en la previa a la dura pulseada del 17 de marzo en Córdoba. Desde la Casa Rosada lo atribuyeron a que arrastró "el desgaste del Presidente".

En el primer test electoral del escalonado festival de comicios 2019 -y el primer duelo intestino de la coalición oficialista nacional-, el diputado nacional radical Daniel Kroneberger se impuso este domingo con amplitud sobre el macrista Javier Mac Allister en la interna de Cambiemos en La Pampa, y enfrentará al justicialista Sergio Ziliotto en la contienda del 19 de mayo, que definirá la sucesión del gobernador peronista Carlos Verna.

En medio de los esfuerzos de la Casa Rosada por intentar esquivar las primarias provinciales en Cambiemos (dio sus frutos en Río Negro y Santa Fe, y van ahora por Tucumán y La Rioja), Mauricio Macri debutó así con un incómodo traspié en la pulseada pampeana, que no pudo evitar. Escrutado el 80% de las mesas, la brecha anoche entre Kroneberger y Mac Allister era de 65% contra el 35%.

El Gobierno nacional intentó la provincialización de la compulsa y limitó los desembarcos de funcionarios del Gabinete para apuntalar al ex secretario de Deportes de la Nación, a las visitas del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el secretario de Agroindustria, Luis Etchevere; y el senador nacional Esteban Bullrich.

En ralelo, no hubo un solo funcionario nacional acompañando las recorridas con Kronenberger; por lo que la preferencia por el “Colorado” quedó expuesta; pese a la generalizada convicción de que será muy difícil destronar en las urnas al peronismo pampeano, que conduce la provincia desde el retorno de la democracia.

Conocido el resultado -al que tildaron de “previsible”-, desde despachos nacionales atribuyeron la derrota del ex futbolista de Boca a que “tiene todo el desgaste encima de Macri”.

Poco después, el propio Kroneberger admitió que pudo haber incidido en el resultado “un voto castigo contra Macri”.

Paraguas

Horas antes, había abierto el paraguas el propio Mac Allister, al señalar que la campaña para los candidatos del oficialismo que compiten en elecciones anticipadas en las provincias “es un poco más complicada” que para el resto, porque Argentina recién se está “empezando a recuperar de una crisis importante”. “Por esta razón, los que estamos más cerca del Presidente podemos tener una situación un poco más complicada”, alegó, en declaraciones a la prensa.

A este escenario se sumaron además el obvio respaldo del aparato radical a Kroneberger (es el vicepresidente del Comité Provincia), las altas temperaturas y el impacto de la baja participación en la contienda -poco más del 30%, entre afiliados e independientes-, de la mano de la no obligatoriedad del voto para ciudadanos (aunque sí para partidos).

En filas del macrismo nacional no ocultaron ayer, además, su recelo ante los radicales triunfantes, a los que tildaron de “muy especiales”.

“Anti Macri y anti (Alfredo) Cornejo; jamás defendieron una medida del Gobierno nacional”, dispararon. Pero se preocuparon en enfatizar que, “como lo dijo el Colo, el que pierde acompaña”.

“Felicito a Daniel Kroneberger por el triunfo en las elecciones internas. Desde el lugar que nos toque, acompañaremos a Cambiemos en La Pampa”, dijo Mac Allister, vía Twitter, poco antes de las 20, cuando el resultado ya era un hecho.

“Más allá de la satisfacción personal, siento que ha sido muy bueno para fortalecer el espacio: la UCR es una fuerza que está muy viva”, celebró por su parte Kroneberger, quien se presentó en dupla con el secretario de Hacienda de Santa Rosa, Luis Evangelista.

Con su triunfo, el ex intendente de Colonia Barón evitó darle al centenario partido el mal trago de no contar, por primera vez, con un candidato a gobernador en La Pampa.

“Esta victoria le viene muy bien a la UCR: muestra que no está para nada desaparecida y que en las provincias sigue habiendo bipartidismo”, marcaron la cancha desde el entorno de Kroneberger.

En esa línea, destacaron también los llamados “durante el día” del mendocino Cornejo, del cordobés Ramón Mestre (el protagonista del próximo gran y tenso duelo de Cambiemos, el 17 de marzo), de los gobernadores radicales, diputados y senadores”.

El escenario en la arena justicialista provincial, en cambio, está allanado: el peronismo se puso entre ceja y ceja no repetir la amarga experiencia de las primarias parlamentarias nacionales de agosto de 2017, cuando las divisiones internas derivaron en un sorpresivo triunfo de Cambiemos (luego revertido en las generales), y proclamó ahora la unidad (incluido el kirchnerismo) detrás de la fórmula del diputado nacional Ziliotto (de alto perfil en las pujas en el Congreso Nacional) y el actual vicegobernador, Mariano Fernández.

Tempranamente, Verna declinó una eventual carrera reeleccionista para dedicarse a un tratamiento oncológico.

Pero fue proclamado como el gran elector” y resultó clave para terminar de cerrar la dupla de batalla por el Frente Justicialista Pampeano (Frejupa).