Interna de Cambiemos abre el año electoral en La Pampa

Carlos Mac Allister (PRO) y Daniel Kronenberger (UCR) disputan la candidatura a gobernador por cambiemos. El ganador enfrentará al peronista Sergio Ziliotto (Frejupa) que es apadrinado por el actual gobernador, Carlos Verna.

Interna de Cambiemos abre el año electoral en La Pampa

Kroneberger (UCR) y Mac Allister (PRO) compiten para ser candidato a gobernador.

El año electoral abre sus puertas. La primera contienda se llevará a cabo este domingo en La Pampa. Será una Primaria Abierta y Simultánea. Los pampeanos no están obligados a ir a votar porque son internas partidarias. Además, solo habrá dos boletas con candidatos a gobernadores en toda la provincia: las de Carlos Mac Allister y Daniel Kronenberger. Ambos se enfrentarán en la interna de Cambiemos.

El ex jugador de Boca Juniors competirá con el sello del PRO y tiene el respaldo del gobierno nacional, mientras que el ex intendente de Colonia Barón intentará hacerse fuerte con la estructura provincial que tiene la UCR. El ganador de la interna de este domingo competirá el 19 de mayo frente a Sergio Ziliotto, el candidato peronista impulsado por el actual gobernador Carlos Verna, que logró el respaldo de todo el espacio y no participará de los comicios de hoy. En la elección general encabezará la boleta del Frente Justicialista Pampeano (Frejupa).

El peronismo gobierna La Pampa desde hace 35 años y pretende seguir gobernándola de la mano de Ziliottto, un diputado nacional que forma parte del interbloque Argentina Federal en la Cámara baja y que impulsa la unidad del peronismo en todo el país. El legislador fue designado por Verna luego de que el gobernador decidiera no competir por un tercer mandato debido a un diagnóstico de cáncer.

En esta oportunidad la pelea de fondo es entre el PRO y la UCR. En las escuelas pampeanas solo estarán las boletas de Mac Allister y Kronenberger. De las 72 localidades que tiene la provincia, solo en 5 habrá internas de Cambiemos para las intendencias: Eduardo Castex, Ingeniero Luiggi, Toay, 25 de Mayo y Catrilo. El peronismo tendrá internas en 11 ciudades: Santa Rosa, General Acha, Eduardo Castex, Toay, Lonquimay, Uriburu, Rolón, Santa Isabel, Algarrobo del Águila, Dorila y Realicó. En ninguna de ellas estará la boleta de Ziliotto. Solo candidatos a intendentes y concejales.

Para la elección hay cerca 246.517 electores empadronados, de los cuales 206.578 son independientes y unos 39.939 afiliados. Entre los afiliados, 15.385 son de las fuerzas que Cambiemos y 24.554 de los partidos que integran el Frente Justicialista Pampeano (Frejupa). En las escuelas no se mezclaran las boletas. Los afiliados a la UCR y Cambiemos acudirán a votar a escuelas donde solo estarán esas boletas. Los independientes y los afiliados del PJ también votarán en establecimientos diferentes. Así los afiliados a un partido rival no pueden votar en la interna del otro.

Una de las batallas más importantes se dará en Santa Rosa, la ciudad más poblada y la capital de la provincia. Allí hay seis aspirantes para intentar vencer al actual intendente radical Leandro Altolaguirre. Competirán la ex concejal Fabiana Ballejos; la dirigente del Frente Peronista Barrial, Nélida Batista; los dirigentes Luciano Di Nápoli y Juan Grotto; los diputados provinciales Jorge Lezcano y Darío Hernández.

En La Pampa esperan temperaturas cercanas a los 40° para este domingo. El calor puede complotar contra la participación electoral. Así lo consideran en los búnkers de Cambiemos. El equipo de campaña de Mac Allister sumó otro temor a la baja cantidad de votantes que pueden generar las altas temperaturas: temen que el peronismo se meta en la interna y favorezca candidato radical. Creen que en un escenario polarizado como el que se espera para la elección general, al gobierno pampeano le conviene enfrentarse al radicalismo. ¿El motivo? Consideran que para el oficialismo local es más factible ganarle al candidato de la UCR.

En el búnker de Kronenberger la mirada es diferente. Antes de que el ex intendente fuera ungido como precandidato, el radicalismo se reunió en una convención provincial y puso sobre la mesa las encuestas con los nombres del senador Juan Carlos Marino y el ex diputado Francisco Torraba. El tercero en cuestión fue el hombre que este domingo disputará la candidatura con el ex jugador de fútbol. Los tres tenían intención de voto pareja y un escenario favorable frente a Mac Allister, pero Kronenberger fue el que más potencial tenía en un hipotético enfrentamiento con Ziliotto. Hubo acuerdo entre los tres y la precandidatura del ex intendente avanzó sin reparos.

De la elección saldrá una fórmula ganadora que permanecerá igual para enfrentar al peronismo. En cambio, la lista de diputados provinciales se conformará a través del sistema d'hont con un piso del 20%. La interna se mantuvo tranquila durante los últimos meses. No hubo cruces ni acusaciones. Tanto en el radicalismo como en el PRO están dispuestos a mostrar que pueden convivir y diferenciarse de las batallas dialécticas que suelen tener los enfrentamientos internos en el peronismo.

En las últimas semanas el gobierno nacional buscó inclinar la balanza y respaldó con fuerza la postulación de Mac Allister. Hasta La Pampa viajaron el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich: el secretario de Agroindustria, Luis Etchevere; y el senador nacional Esteban Bullrich. Ningún funcionario nacional hizo recorridas con Kronenberger. La preferencia quedó expuesta.

Los dos candidatos de Cambiemos apuntaron a convencer al electorado de que el ciclo del peronismo está desgastado y debe llegar a su fin después de estar al frente de la gobernación desde el regreso a la democracia en 1983. El discurso se profundizará a partir del lunes, cuando el rival de turno sea finalmente Sergio Ziliotto y el peronismo salga a la cancha a disputar las elecciones.

Kronenberger fue intendente de Colonia Barón en tres períodos distintos: 1995-1999, 1999-2003 y 2003-2005. En la mitad del tercer mandato fue elegido diputado nacional y siguió su carrera puertas adentro del Congreso de la Nación.

Mac Allister fue electo diputado nacional en el 2013 y en el 2015 Mauricio Macri lo designó al frente de la Secretaria de Deportes. En octubre de 2018 renunció al cargo para hacer campaña y recorrer la provincia.

Ambos son los protagonistas de la primera elección del año y de una interna donde se pone en juego el potencial que tendrá el candidato que intente arrebatarle la gobernación al peronismo luego de 35 años.