Desagravio a los pueblos originarios por la frase del Presidente

Está bien que al Presidente le escriban o le pasen “letra” para sus discursos, pero en última instancia le cabe a él la responsabilidad de sus dichos, sobre todo ante tanto público o en ceremonias tan visibles, donde los “yerros” se magnifican y resultan casi irreparables.
jueves, 10 de junio de 2021 11:03
jueves, 10 de junio de 2021 11:03

Como publicamos en Facebook, consideramos que “es tan malo que Alberto haya confundido a Lito Nebbia con Octavio Paz, como que exalte esa frase de que "venimos de los barcos"... y los diaguitas, los calchaquíes, los collas que todavía habitan en Catamarca?... , o los mocovies, wichis, querandíes, quechuas, huarpes, araucanos, patagones que son originarios de otras provincias?”.

“Fue tan desafortunado como cuando Macri se disculpó con el rey de España por haber declarado nuestra Independencia. Una pena que piense así presidente”, señalamos, acompañando el posteo con una imagen de Shincal de Quimivil, en la localidad de Londres, en el departamento Belén de nuestra Catamarca, sitio rescatado como antigua capital Inca en territorio catamarqueño.

Veamos qué dijo el Presidente: “...escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva, pero nosotros los argentinos llegamos de los barcos, y eran barcos que venían de ahí, de Europa…, y es así como construimos nuestra sociedad”, remarcó Alberto Fernández ante el presidente de España, Pedro Sánchez, de visita en Buenos Aires.

Semejanza. En realidad, el Presidente reprodujo una interpretación libre del cantante Lito Nebbia, que en una de sus canciones describió que “los brasileros salen de la selva, los mejicanos vienen de los indios, pero nosotros los argentinos llegamos de los barcos”.

Nada que ver con la irónica expresión del Nobel de Literatura mexicano, cuando en la apertura de un Congreso Iberoamericano de Cultura en su país, y en alusión al escritor argentino Julio Cortazar (hijo de un diplomático, nació en Bélgica) deslizó -en tono de broma- (como cuando en un encuentro similar en Rosario, Santa Fe, el “Negro” Fontanarrosa “teorizó” sobre la expresión “boludo”), que “Los mexicanos descienden de los aztecas, los peruanos de los incas y los argentinos... de los barcos”.

Paz ni siquiera había aludido a los brasileños como ahora involucró Fernández, recibiendo la merecida burla del impresentable de Bolsonaro. Hay que ser… (como teorizó Fontanarrosa).

Después de sus lamentables dichos, el presidente Fernández aseguró que no fue su intención ofender a nadie y ofreció disculpas a quienes se hayas sentido agraviados por sus palabras; difícil de aceptarlas sin un –aunque sea- mínimo, pero necesario reproche.

“Paco” Uriarte