La herida que sangra II

El ensañamiento en banda del FCS-Cambiemos con la política energética del Gobierno, solo le reporta frustraciones de todo tipo. Ahora un importante dirigente radical consideró que 'la negociación de la gobernadora por la deuda con CAMESSA, fue brillante'.

Otra derrota dolorosa para la oposición radical; pero ninguna con el impacto que esta última: un dirigente radical de primera línea (Edgardo “Mocho” Acuña) acaba de reconocer que "la negociación de la gobernadora por la deuda con CAMESSA, fue brillante (SIC)".

No tuvieron suerte con ninguna de las patoteadas en banda que emprendió el grupo de diputados del FCS y Cambiemos contra la política energética del Gobierno provincial; en contra de la EC SAPEM más específicamente, porque es contra quien concentran todo su peor rencor, claro, la distribuidora simboliza el contraste a la política energética de 20 años de gobierno del radicalismo catamarqueño; pero todas esas derrotas no deben haber dolido tanto como este valorable reconocimiento de un dirigente radical histórico, que además es presidente del ENRE, órgano encargado de controlar a la EC SAPEM que ejecuta la política energética del oficialismo.

Con la solidez de un pedigrí político conseguido en años de militancia, Acuña dijo lo único que cabe decir: conseguir en una negociación legitima por una deuda que no se cobre nada de los intereses exorbitantes reclamados inicialmente, y que el cuerpo restante de la deuda se pague enteramente con títulos públicos, papeles que dan derecho pero que no se sabe bien a qué ni a cuándo, es a todas luces brillante.

El grupo de diputados del FCS y Cambiemos no lo entendió así cuando se trató en la Legislatura la autorización al Poder Ejecutivo para que se saldara la deuda con CAMESSA; claro, siempre en contra la política energética del Gobierno, siempre en contra de los intereses de Catamarca.

Pasó cuando fue el caso de la disputa de CAMMYEN con Fabricaciones Militares, cuando Colombo y su grupo de diputados reclamaban a favor de los intereses de Fabricaciones Militares, y pasó en estos últimos años en la cuestión energética, que Marita Colombo y Luis Lobo Vergara oficiaban descaradamente como lobistas de CAMESSA; ellos seguramente habrían preferido, por sus propios intereses políticos, que a CAMESSA se le pagaran los 3.000 millones, y en efectivo contante y sonante.

Sus cuestionables posturas quedaron en evidencia cuando oportunamente plantearon un Amparo Judicial para que la EC SAPEM no pudiera cobrar aquí en la provincia el precio que fijaba CAMMESA por la energía. Es decir, que EC SAPEM compraba energía cara y estaba obligada a vender energía barata por un año como lo resolvió la Corte de Justicia. Increíble.

Sin lugar a dudas la ciudadanía catamarqueña sabe valorar actitudes y conductas, y lo hará en tiempos de elecciones. Valora que la política energética provincial mejoro el servicio en relación a los años de oprobio de la EDECAT de Taselli y el FCS.

Comprende que hay muchas cosas que mejorar y muchas inversiones por hacer. Que las obras de mejora necesarias se paralizaron con la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada, por la política económica implementada, que consiste en solo beneficiar a los grandes grupos empresarios, de espalda siempre a los usuarios de a pie.  Por eso los reclamos por los costos de la energía están dirigidos a la Casa Rosada.

Fracaso tras fracaso, Luis Lobo Vergara, Marita Colombo y todos los legisladores radicales que se suman a esa patota antiECSAPEM ya no inspiran la más mínima confianza en la ciudadanía y solo les queda para conseguir sus respectivas reelecciones en sus cómodas bancas elevando el grado de sus alocadas acusaciones.

Si inspira preocupación y temor lo fácil que se enrolan en cualquier causa en contra de los intereses de Catamarca.

15
3

Valorar esta noticia

66% Satisfacción
0% Esperanza
15% Bronca
3% Tristeza
0% Incertidumbre
15% Indiferencia
Comentarios